Inicio > ¿Cómo trabajamos?

¿CÓMO TRABAJAMOS PARA ERRADICAR LA DESNUTRICIÓN INFANTIL DE TIGRE Y LIMA-ZÁRATE?

  • Servicio de Pediatría: El niño asiste siempre acompañado de su madre, padre o tutor, tanto para la evaluación inicial como para las consultas de seguimiento. Se realiza un Diagnóstico Nutricional Integrado -anamnesis, examen físico, evaluación antropométrica, revisión de día alimentario, y promoción de conductas saludables alimentarias para el niño y su familia, control de inmunizaciones, y en caso de ser necesario se ordenan estudios complementarios. Ayuda a desarrollar su máximo potencial de crecimiento y desarrollo, minimizando las secuelas de la desnutrición. Educa a la familia sobre hábitos saludables, puericultura, y pautas de crianza.
  • Servicio de Nutrición: Aporta al diagnóstico y tratamiento nutricional de todos los niños pertenecientes al Centro. Educa en buenos hábitos alimentarios, en el uso adecuado de los recursos disponibles, y promueve la comida como instancia de fortalecimiento del grupo familiar. Asimismo, se desarrolla un seguimiento de madres embarazadas.
  • Servicio de Atención Temprana: Aporta al diagnóstico del desarrollo psicomotor y a la estimulación de todos los niños pertenecientes al Programa entre los 45 días de vida y los tres años de edad. Educa a la madre en hábitos de crianza y cuidado, siendo ella el principal agente de estimulación del niño y promoviendo la participación de toda la familia.

  •     Servicio de Estimulación Integral Montessori: Estimulación dirigida a niños de entre 3 a 5 años de edad, egresados del área de estimulación temprana. El propósito básico de este método es liberar el potencial de cada criatura para que se autodesarrolle en un ambiente estructurado.
  •    Área Social: Aporta al diagnóstico social de todos los niños beneficiarios del Programa. Educa a la madre para transformar conductas erróneas, reforzar conductas correctas, y lograr el uso adecuado de los recursos disponibles en el contexto en que se encuentran. Promueve la integración con los programas y servicios de la comunidad para favorecer el desarrollo de las familias.
  • Servicio de Psicopedagogía: Aporta al diagnóstico del desarrollo psicomotor y a la estimulación de todos los niños pertenecientes al Programa entre los 3 años de edad y el momento del alta del Programa. Educa a la madre en hábitos de crianza y cuidado, siendo ella el principal agente de estimulación del niño y promoviendo la participación de toda la familia.
  •        Servicio de Fonoaudiología: Aporta al desarrollo del lenguaje de los niños que forman parte del Programa que presenten alteraciones en el lenguaje, a partir de los 3 años de edad. También educa a la madre en hábitos de crianza y cuidado, siendo ella el principal agente de estimulación del niño y promoviendo la participación de toda la familia.
  •       Programa de Ropero Familiar: Colabora materialmente para lograr la presencia y asistencia de las familias, en su vida diaria, al Centro, a la escuela y lugares de trabajo con vestimenta adecuada, digna, para prevenir enfermedades causadas por el frío y mejorar las condiciones de su vivienda. Educa a la madre en hábitos de limpieza y cuidado de la vestimenta, y en el uso adecuado de la misma en relación a las condiciones climáticas que puedan afectar el bienestar del niño. 
  •       Área de Promoción y Desarrollo Humano: Contribuye a elevar el nivel de autoestima, salud y bienestar de las familias que forma parte del Programa. Se busca promover la inclusión social y el fortalecimiento familiar, brindando herramientas para que las madres desarrollen la autoestima y cultura del trabajo, generando así alternativas sustentables para sus familias, alejándose de las opciones asistencialistas. Para ello, se ofrecen diversos talleres de oficios y arte.

CAMPO DE ACCIÓN QUE PRETENDEMOS ABORDAR
Prevención y tratamiento de la desnutrición infantil. Educación inicial, primaria y secundaria de calidad. Formación profesional en oficios y emprendedurismo. Construcción de viviendas y obras que dignifiquen el desarrollo comunitario y la participación responsable de cada uno de sus habitantes. Saneamiento ambiental. Desarrollo agrícola. Actividades tendientes a fomentar el deporte y la cultura. Asistencia sanitaria. Ayuda al necesitado para su reinserción social. Apoyo psicológico para las adicciones.

BENEFICIARIOS DIRECTOS
Niños, jóvenes, adultos y ancianos en situación de extrema vulnerabilidad.

BENEFICIARIOS INDIRECTOS
Toda la sociedad. Incluir e insertar a los sectores más desprotegidos en la sociedad, generará paz social, desarrollo, bienestar, equidad, menor delincuencia, menor gasto público y mayor capital humano, lo cual será clave para el progreso del país y las futuras generaciones.

VALORES QUE PROPONEMOS ENCARNAR Y FOMENTAR
“Servir y no ser servido”; “Perdonar, olvidar y continuar”; “Ayudar sin asistir”; “Trabajo, educación y disciplina”; “La honestidad y la perseverancia no se discuten, se practican”; “Donde hay dolor, demos paz”; “La responsabilidad es el precio de la libertad”; “Que tus obras hablen de tu fe”; “La fraternidad con el prójimo, no debe tener credos religiosos, ideologías y nacionalidad”; “Sostenibilidad transgeneracional”; “Justicia interpersonal” “Acceso a la información”; “El error tomado como lección para progresar”.

Inspirados en la forma de trabajo del Padre Pedro Opeka, sacerdote argentino en Madagascar que, luego de 50 años de trabajo ininterrumpido, logró rescatar a 500.000 personas de la extrema pobreza, haciéndolos emerger desde los niveles más bajos (nacían, vivían y morían en un basurero) para convertirse en quienes construyeron la ciudad de la esperanza que emociona al mundo: Akamasoa.

Su obra nos interpeló. Nos conmovió la derrota de la desesperanza y la victoria de la dignidad.

¿Cómo se explica una ciudad dividida en 22 barrios en donde viven 29.295 personas? ¿Y cómo es posible que a esa enorme cifra, se le puedan agregar en promedio 25 mil individuos más que van a pedir cualquier tipo de ayuda al Centro de Acogida, incluso alguna cama para esperar la muerte? ¿Quién puede negar que los 13.987 niños escolarizados son el futuro de Madagascar? ¿Quién dijo que no era posible que trabajen los más pobres de los pobres, si allá hay 3070 obreros que se rompen el alma todos los días? ¿Conocen alguna obra humanitaria que tenga 4 cementerios? ¿Y si esto es más que una organización y es un movimiento de solidaridad?

Buscando replicar esta historia, fundamos Akamasoa Argentina.  

En el país natal de Pedro Opeka, creamos una estructura nueva que trabajará en red aprovechando el poder de la colaboración y del aprendizaje permanente, garantizando la transparencia y la participación de todos los actores involucrados en las construcciones de oasis de esperanza en el territorio argentino. Ya estamos llegando a 528 personas, lo que implica 130 familias. Asumimos la responsabilidad de fomentar un crecimiento y desarrollo que despierte en el otro un verdadero compromiso social, creando juntos la ciudad Akamasoa Argentina, donde los más desprotegidos alcancen una vida digna.  

 

Bibliografía de Pedro Opeka